(en verano: olas de calor)

¿Cómo será el invierno?

faltan para la estación invernal:

00
días
00
horas
00
min
00
seg

confort, salud, ecoahorro

2022 – un año complicado: temperaturas extremas, los precios por las nubes, la necesidad de limitar gastos energéticos…

Proponemos soluciones, por ejemplo: aislar paredes y techos contra el frío del próximo invierno. De la misma manera podemos protegernos del calor del próximo verano, evitar corrientes de aire, condensaciones, el ruido exterior.

Podemos no solo mantener si no mejorar el confort térmico en nuestra casa u oficina al tiempo que recortamos costes. Mejorar la eficiencia energética con materiales naturales es mejorar el bienestar, nuestra economía y la salud de todos: todo el año, hoy y mañana.

Clicons-logo-22_100p

¿cómo lo conseguimos?

  • con una análisis detallado
  • instalando el aislamiento adecuado en los lugares más eficientes
  • empleando materiales ecoefectivos, para el pleno confort higrotérmico
  • adoptando soluciones bioclimáticas
  • construyendo espacios saludables, sin corrientes ni humedades ni COVs
  • integrando calor y frio radiante por pared o suelo, si es preciso
  • valorando alternativas para la generaión de calor y frío (aerotérmia y similar)

confort en invierno

  1. pleno confort térmico: menor temperatura del aire, pero mayor temperatura de superficie de suelos, paredes o techos
  2. con aislamiento interior completamente eficaz y seguro y – opcionalmente – calefacción radiante
  3. clima interior sin aire reseco, ni corrientes ni polvo o sustancias nocivas en circulación

ahorro en invierno

  1. los aislantes naturales almacenan el calor en paredes, suelos o techos; este no se pierde como el aire caliente al ventilar
  2. la calefacción radiante funciona a baja temperatura
  3. con ella, el aire puede estar a 18…19ºC en el termostato y hay pleno confort térmico    +info sobre confort, rentabilidad etc: enlaces abajo

Con las soluciones adecuadas aislamos contra la pérdida de calor en invierno y también nos protegemos del sobrecalentamiento en verano. Si además instalamos un sistema radiante con aerotérmia,  ¡podemos calentar y refrescar con las mismas superficies en pared, suelo o techo!

generar calor y frío

Después de aislar correctamente para bajar la demanda de calor o frío, climatizar con energías renovables no solo es un acto de responsabilidad medioambiental, también es muy rentable a unos años vista. Por su impacto económico inicial no suelen aplicarse todas las medidas de golpe, por eso una buena estrategia asegura una inversión exitosa. ¡Consultanos!

aerotérmia: calor + frescor

Con la misma máquina aerotérmica podemos generar calor y frío y climatizar con temperaturas suaves y gastos muy reducidos. Funcionan de maravilla con paredes y suelos radiantes.

fotovoltaica

Si además alimentamos la aerotérmia con energía eléctrica verde – producida con un instalación solar por ejemplo – a la larga el impacto medioambiental y a nuestro bolsillo será mínimo.

ayudas

Podemos acortar el plazo de amortización considerablemente: ahora hay diferentes programas de ayuda para la eficiencia energética de los edificios y el fomento de las energías renovables:

aislamiento térmico

de viviendas y comercios, a nivel individual y de comunidad.

ventanas aislantes

decisivas también para el aislamiento acústico y evitar corrientes y humedades.

equipos eficientes

de aerotérmia y otros sistemas de generación con fuentes renovables.

placas solares

ya sean fotovoltáicas o térmicas para captar y usar la própia energía para calentar o enfriar.

confort en verano

  • pleno confort térmico con 25-26ºC de temperatura del aire
  • suelos, paredes o techos con una agradable temperatura de superficie
  • con aislamiento interior y – opcionalmente – una refrigeración radiante
  • con ella no hay corrientes de aire ni los resfriados asociados

ahorro en verano

  • importante reducción del calor solar con los aislantes naturales por su acumulación y tránsito hacía el exterior
  • la frescor se guarda en la envolvente: paredes, suelos o techos
  • el aire se tiene que enfriar menos – a 25…26ºC en el termostato
  • la refrigeración radiante funciona a una temperatura suave

Con las soluciones adecuadas aislamos contra la pérdida de calor en invierno y también nos protegemos del sobrecalentamiento en verano. Si además instalamos un sistema radiante con aerotérmia,  ¡podemos calentar y refrescar con las mismas superficies en pared, suelo o techo!